fbpx

¿Podemos influenciar nuestros genes con Tapping?

by Maria Angelica Medina

Nuestro cuerpo guarda la historia del mundo, el ser humano como especie se ha adaptado constantemente a las adversidades del entorno y ha pasado esa enseñanza a la generación que sigue a través de uno de los mayores registros de información del mundo, el ADN.

 

El ADN, como ya hemos dicho es información, allí no solo está registrado el código del color de nuestros ojos o los datos de las enfermedades de nuestros antepasados, aquí se alojan además los miedos de nuestros abuelos, la fuerza de nuestros bisabuelos y los conflictos de nuestros tatarabuelos.

 

La ciencia es una de las principales fuentes que apoya esta afirmación, durante los últimos años la tecnología genética desarrolló el nuevo campo de la epigenética, esta consiste en determinar que los genes que poseemos están directamente influenciados por el contexto en el que estamos. La geografía, el clima y las circunstancias personales como el estrés, la nostalgia y la felicidad son capaces de provocar cambios radicales en la estructura profunda de nuestras células.

 

 

Deborha Miller, una reconocida PhD. Especializada en microbiología celular e insigne terapeuta de Tapping, introduce el término de EFT ancestral basada en la propuesta de que sí es posible cambiar el ADN por medio del EFT. En sus consultas administraba dietas capaces de provocar esos cambios, sin embargo no todos los pacientes presentaban variaciones, esto hizo que la doctora reconociera que existe otro factor capaz de realizar o impedir que el ADN fuese modificado.

 

El EFT o la técnica de liberación emocional, utiliza los puntos de la acupuntura o meridianos presionándolos con ligeros golpecitos para proporcionar dichas transformaciones, estas zonas corporales se conectan directamente con las células del sistema nervioso permitiendo la liberación de las emociones que permanecen estancadas en nuestro interior. Al llenar nuestro sistema de emociones toxicas afectamos cada una de las partes de nuestro cuerpo, la piel se percibe más opaca, caminamos más lentos o mucho más acelerados, no tenemos el mismo humor y nuestro apetito también sufre las consecuencias, estas son señales de que la biología de nuestro cuerpo está padeciendo la retención de emociones y pensamientos insatisfactorios.

 

La doctora Miller da un ejemplo maravilloso para la comprensión del tema, ella comentó que se imaginó así misma como un río, y pensó que si esperaba que ese río se mantuviera limpio debía purificarlo desde el inicio. La mayoría de las terapias se enfocan en el problema que la persona presenta sin preguntarse si esa es una situación que ha permanecido en el clan familiar durante mucho tiempo, casos como la violencia en las familias, enfermedades heredadas y estancamientos personales se tienen su origen en el sistema genético que nos han otorgado nuestros antepasados.

 

 

Las Constelaciones Familiares, por ejemplo, resultan una herramienta audaz para la sanación de tales conflictos. Por medio de movimientos sistémicos y palabras sanadoras hace posible un cambio energético que organiza el clan al que pertenecemos. El Tapping generacional es una evolución del EFT clásico en tanto toma las frases sanadoras de las constelaciones familiares y potencia su efectividad con los toques con la punta de los dedos en los meridianos.

 

En fin, sí es posible transformar nuestro ADN al cambiar la forma en que aceptamos nuestro entorno, el EFT o Tapping tiene la capacidad de ayudarnos a comprender y asimilar nuestras circunstancias actuales equilibrando nuestra mente, además de las emociones que contenemos para crearnos las condiciones ideales de calidad de vida.

 

Escribe Nimsay Aranguren para FelizMejor.com

Post que te pueden insteresar