Si alguna vez sientes que tu corazón está a punto de romperse, o quizás ya se rompió y no encuentras como juntar los pedazos, recuerda que aquí estamos para ti, te acompañamos en un hermoso y transformador camino hacia lo más profundo de tu corazón. Descubre con nosotros el poder del Tapping o Técnica de Liberación Emocional, reencuéntrate, libera tus apegos y sana tu corazón.

Tapping para encontrar el amor, de la mano de Hidayari Valero Peter

“Andábamos sin buscarnos pero sabiendo que andábamos para encontrarnos.”
Julio Cortázar.

 

Terminar una relación amorosa puede resultar una pesadilla, volcamos nuestros pensamientos hacia el pasado con nostalgia y vemos el futuro desesperanzados, nuestro corazón está hecho pedazos por lo que lo único que queremos es sanarlo. Sin embargo, la mayoría de las veces creemos que la mejor forma de olvidar a una persona es reemplazándola inmediatamente por otra y esto es un terrible error.

 

Cuando creemos que la persona que nos acaba de abandonar o a la que hemos dejado, puede ser sustituida por otra de forma fácil y rápida no estamos siendo honestos con nosotros mismos. Antes de comenzar una nueva relación, es importante haber terminado definitivamente la anterior, es decir, haber sanado desde nuestro interior para avanzar al siguiente nivel.

 

Desde ese momento, queremos encarnar los personajes de nuestras películas favoritas, quedándonos con la chica soñada o esperando a que el príncipe azul despliegue su capa sobre su gallardo corcel y nos rescate de la monotonía que nos esclaviza. Nuestro corazón grita, hace señales de humo, activa todas las alertas de nuestra necesidad; pero nada pasa, seguimos releyendo historias de amor o suspirando frente a la pantalla.

 

Todo esto pasa hasta que decidimos ponernos en marcha, vamos al gimnasio, compramos ropa nueva, perfumes, mejoramos nuestro comportamiento hasta el punto de pensar que realmente podremos ser ese príncipe azul de la damisela o la chica de los sueños del hombre perfecto. Pero a pesar de todos nuestros intentos, no logramos conseguir a la pareja ideal, o entramos en una cadena de malas relaciones, o continuamos solteros. En este momento el vacío que esperábamos llenar de cosas maravillosas, rebosa de más estrés, desesperación acompañado una creciente necesidad, no entendemos por qué nos pasa esto, nos preguntamos ¿Por qué no tengo pareja? ¿Por qué todos mis amigos o amigas se están casando menos yo? ¿Algo está fallando en mí? A continuación la inseguridad se desborda, solo somos capaces de ver nuestros defectos y nos quedamos varados en ideas nocivas como: ¿Soy demasiado feo o fea? ¿No tengo suficiente éxito para gustarle? ¿No soy lo suficientemente atractiva o atractivo? ¿Estoy demasiado vieja o viejo?

 

 

Encontrar el amor se vuelve una persecución delirante que nos deja cada vez más frustrados, la derrota resulta aplastante mientras la esperanza ya no aparece ni por los rincones. Todo deja de tener sentido ante la seguridad que el amor es solo para unos pocos y que dentro de esa selección hemos sido excluidos.

 

En vista de la ansiedad que emerge siempre que pensamos ¿Cómo tener novia o novio? o ¿Cómo puedo tener una pareja? Es imperativo detenerse y cambiar la perspectiva, resulta indispensable responder a la siguiente pregunta antes de seguir en un círculo vicioso que no nos ha funcionado, ¿Qué es el amor? Y es que, ¿Cómo se supone que encontremos algo que no sabemos qué es?

 

Tal misterio se desvela con mayor sutileza si vemos qué no es el amor. En primer lugar es posible incluir en dicha categoría todas aquellas situaciones, sentimientos desagradables que contribuyen a disminuir nuestra autoestima y empeorar nuestra vida, convirtiéndola en una tortura en vez de un cuento de hadas. Por otro lado es imposible continuar en nuestra exploración si no tenemos claras las razones que nos motivan a seguir en dicha cruzada, ¿Tengo miedo a estar solo? ¿Buscamos amor o apego? ¿El amor que pretendo brindar es condicionado? ¿Quiero colocar la responsabilidad de mi felicidad en manos de otra persona? Hasta buscamos las respuestas a las siguientes preguntas: ¿Cómo conseguir pareja? ¿Cómo ser más atractiva o atractivo?

 

¿En dónde está el problema? No hay que olvidar que la experiencia vital de cada persona es única, por lo que la forma de solucionar esta interrogante es mediante un proceso introspectivo que nos ayudará a enfrentar nuestro problema de raíz.

 

El Tapping, EFT, o Técnica de Liberación Emocional es una herramienta capaz de encontrar aquello que está fallando en nuestro interior. Basándose en la intención focalizada gracias a una serie de toques es posible identificar las cosas, personas o situaciones que nos alteran desactivándolas de manera consciente.

 

El toque es reconfortante, algo que sabemos de manera instintiva. Del mismo modo en que algo cambia en nosotros cuando, apretamos las manos, nos abrazamos o damos palmadas suaves en la espalda, los precisos golpes en zonas estratégicas del cuerpo transforman nuestro interior. De tal manera, que el cuerpo se fusiona con la mente para regalarnos las respuestas que se hallan ocultas en lo más profundo de nosotros.

 

Si creemos con fervor que con solo un beso, una caricia o una mirada nuestro corazón automáticamente se reparará y encontraremos la plenitud anhelada, podemos comprender con facilidad que el tacto, además de todo aquello que percibimos con nuestros sentidos, influye de forma directa en nuestras emociones; así como también, sabremos que las percepciones corporales influyen de forma directa en nuestros sentimientos. Esto ocurre gracias al sistema límbico alojado en el cerebro, éste se encarga de registrar todas las impresiones corporales para guardarlas en una base de datos que espera a ser usada por el cuerpo cada vez que un evento de nuestra vida nos sorprende. Por ejemplo, si tenemos un accidente de tránsito traumático, cada vez que estemos ante una situación similar nuestro cuerpo reaccionará instintivamente como prueba de que cada una de nuestras células contiene en sí misma memoria de situaciones que no alcanzamos a detectar de manera consciente.

 

El tapping actúa al localizar tanto en el cuerpo como en la mente aquellos espacios olvidados que están bloqueando nuestro camino a la meta. La reprogramación de nuestras percepciones fisiológicas promueve el cambio de pensamientos y emociones negativas hasta el punto de lograr una verdadera transformación en corto tiempo.

 

Se trata por tanto, de reequilibrar cada una de nuestras partes, de unir al cuerpo con la mente en vía de un solo propósito: El amor. De esta forma, trabajando arduamente en localizar el amor que habita en nosotros, la persona indicada nos encontrará sin nosotros haberla buscado.

 

Tratamiento

 

El EFT o Técnica de Liberación Emocional, es un tratamiento que consiste en una sesión semanal de 90 minutos durante 6 semanas. Si bien los beneficios de la terapia se manifiestan desde la primera sesión, está comprobado que entre el 90% y 98% de los casos, las sanaciones más profundas se logran durante la cuarta y sexta semana.

 

Las sesiones pueden ser tan frecuentes como desees puesto que este tratamiento es aplicable a un abanico diverso de situaciones ya que las emociones se manifiestan en cada área de nuestra vida, sin embargo, es recomendable tratar cada tema a sanar por separado para garantizar la sanación óptima.

 

¿Qué situación estoy viviendo?

  • No tengo pareja.
  • Nunca he tenido novia o novio.
  • Siento que voy a morir solo.
  • Luego de mi última relación, no he vuelto a salir con nadie.
  • Me he vuelto cada vez más inseguro.
  • Estoy desesperado por conseguir una pareja.

 

¿Te suena familiar?

  • “Todos tienen pareja menos yo”.
  • “Nunca encontraré a nadie que me ame”.
  • “Nadie me quiere.”
  • “Algo debe estar mal en mí”.
  • “No entiendo por qué no tengo novio o novia”.
  • “Tener pareja es siempre complicado para mí”.
  • “Siempre tengo el mismo tipo de pareja”.
  • “Nadie me va a querer igual”.
  • “Todos los hombres son iguales”.
  • “Todas las mujeres son iguales”.

 

¿Qué puedo lograr con el Tapping?

  • Me amo, me acepto y me valoro profundamente por ser quien soy
  • Encuentro la raíz de mi problema, sano mis heridas.
  • Libero las emociones que llevo guardadas.
  • Me doy el tiempo para conocerme.
  • Me abro al amor con entusiasmo y esperanza.
  • Acepto mi historia con amor, continúo hacia adelante.
  • Me siento merecedor de amor, veo a los otros como merecedores igual que yo.
  • Vivo en el “aquí” y el “ahora” disfrutando de mi propia compañía e independencia.
  • Trabajo en mi propia felicidad, ser feliz es mi responsabilidad, no de otro.
  • Recupero mi confianza, me abro a nuevas experiencias.
  • Comprendo mi experiencia con amor para poder compartirla con otros que necesiten ayuda.

 

Escribe Nimsay Aranguren para FelizMejor.com

 

¡Manos a la obra!

Agenda una cita con Hidayari Valero Peter, terapeuta de tapping especialista en tapping para sanar el corazón.