fbpx

Tapping para la motivación: Emoción en movimiento

by Jhuliana Uzcategui

“Si tú no construyes tu sueño, alguien va a contratarte para que le ayudes a construir el suyo.”

Dhirubhai Ambani

¿Qué es lo primero que se necesita para iniciar un emprendimiento? La motivación. El origen de la palabra motivación, esta proviene del latín “motivus o motus”, es decir “lo que causa movimiento”, de manera que se puede concluir que la motivación es en esencia el motivo del movimiento.

 

Iniciar un nuevo proyecto siempre resulta ser una tarea emocionante, sin embargo, el entusiasmo del inicio muchas veces se termina desvaneciendo a medida que pasa el tiempo y los obstáculos que se atraviesan en medio del camino se hacen cada vez más difíciles de sortear. La motivación se diluye causando graves consecuencias en el cumplimiento de nuestras metas, además de provocar grandes períodos de angustia, estrés y depresión.

 

De tal manera que la motivación resulta crucial para el éxito de la nueva empresa que nos hemos propuesto. Ahora bien, muchas veces nos hacemos la siguiente pregunta ¿Cómo mantenerme motivado? Sin entender que primero debemos reflexionar sobre la siguiente interrogante: ¿Qué es lo que me motiva? Para responderlo, debemos distinguir si actuamos según una motivación externa o interna.

 

La motivación externa es aquella que toma elementos que están fuera de nosotros para impulsar el movimiento de nuestras acciones, por ejemplo:

 

  • Depender de la economía mundial o local.
  • Obtener la aprobación de un grupo o gremio.
  • Esperar que las condiciones ambientales permanezcan en su estado óptimo.
  • Recibir un premio, aumento o ascenso.

 

Si bien, estos factores no siempre pueden ser ignorados, no podemos focalizar nuestro generador de energía en ellos porque debido a que no dependen de nosotros, siempre existirá la posibilidad de que todo cambie o las condiciones no sean favorables. Por eso debemos buscar un ancla que nos sostenga en las adversidades, artefacto que solo podemos encontrar en nuestro interior.

 

Las motivaciones internas, por otro lado, encuentran su poder de combustión en nuestros deseos más personales, estas sí dependen de nosotros mismos por lo que tener una motivación interna sólida soportará las bases de cualquier meta a alcanzar. Alguna de las motivaciones internas encontramos:

 

  • Sentir que mi producto está conectado con un propósito mayor, pensar en que hará del mundo un lugar mejor o más placentero.
  • Que mis metas estén en sintonía con mi talento, tener un talento y reconocerlo impulsará mi necesidad de perfeccionarlo.
  • Amar lo que haces.

 

A diferencia del primer tipo, estas motivaciones están impulsadas por acciones que dan placer y satisfacción, emociones que el cuerpo y la mente por naturaleza buscan por naturaleza. En este caso, la frustración y el estrés están descartados porque las victorias no necesitan de una gratificación externa, los errores se convierten en escalones de aprendizaje y los premios en simples confirmaciones de un trabajo realizado con la mayor calidad posible.

 

El problema consiste en que muchas veces somos incapaces de notar que nos dejamos llevar por motivaciones externas o no logramos encontrar aquello que nos apasiona para poder exaltarlo. Se presenta una búsqueda difícil que no siempre garantiza el descubrimiento de aquello que necesitamos.

 

Atendiendo a esta necesidad, el EFT o Técnica de Liberación Emocional, propone una terapia rápida y efectiva capaz de lograr la sincronía entre nuestras metas y nuestra mente.

 

Por medio de ligeros golpeteos en áreas precisas del cuerpo, similar a la acupuntura sin el uso de agujas, el EFT integra conocimientos avanzados del mundo occidental y oriental con el objetivo de maximizar su resultado. Gracias a estos toques en puntos clave del sistema nervioso del cuerpo, es posible liberar las emociones alojadas en nuestro cerebro.

 

El EFT actúa al recalibrar nuestro sistema límbico encontrado en la base del cerebro, este sistema toma todo lo que percibimos a través de cualquiera de nuestros sentidos y los almacena en el cerebro para protegernos, de tal manera que todo lo que nos han dicho y todo lo que hemos vivido se encuentra registrado en nosotros, esto puede provocar que nuestra mente esté dirigida más por factores externos que por internos. El EFT tiene la capacidad de encontrar aquellos programas dañinos en nosotros y “hackearlos” para que nuestras emociones y pensamientos actúen a nuestro favor.

 

Es momento de que las emociones se muevan hacia donde nosotros queremos que vayan, para impulsar a nuestra mente y cuerpo hacia el cumplimiento de metas que van más allá de nuestra propia imaginación.

 

Tips para empezar a trabajar.

  • La motivación es emoción en movimiento ¿qué emoción me produce emprender mi proyecto?
  • El cuerpo dice lo que la mente calla ¿he tenido constantes episodios de estrés, desánimo y frustración? Quizás sean señales de que debo hacer un cambio en mi vida.
  • ¿Es posible estar motivado todos los días? Sí, aunque la vida a veces sea un desafío, la técnica de liberación emocional no solo es una terapia acompañada por un instructor, puedo enseñártela para que tengas la solución en la punta de tus dedos y puedas usarla en cualquier ocasión que necesites.

 

Tratamiento

El EFT o Técnica de Liberación Emocional, es un tratamiento que consiste en una sesión semanal de 90 minutos durante 6 semanas. Si bien los beneficios de la terapia se manifiestan desde la primera sesión, está comprobado que entre el 90% y 98% de los casos, las sanaciones más profundas se logran durante la cuarta y sexta semana.

 

Las sesiones pueden ser tan frecuentes como desees puesto que este tratamiento es aplicable a un abanico diverso de situaciones ya que las emociones se manifiestan en cada área de nuestra vida, sin embargo, es recomendable tratar cada tema a sanar por separado para garantizar la sanación óptima.

 

¿Qué situación estoy viviendo?

  • No siento deseo de seguir adelante con mis metas.
  • No recuerdo qué me motivó en un principio.
  • Estoy cansado de trabajar tan duro en algo que no me emociona.
  • No veo que mi negocio progrese.
  • La aprobación social es importante para mí.
  • He dejado a un lado la planificación de mis proyectos.
  • Mi única motivación es ganar dinero.

 

¿Te suena familiar?

  • “Solo quiero ganar dinero, no importa qué tengo que hacer para conseguirlo.”
  • “Con este negocio todos verán lo importante que soy.”
  • “Me frustro muy rápido cuando estoy trabajando en mis metas”
  • “Estoy aburrido, estos proyectos me fastidian.”
  • “Si fracaso todos se burlarán de mí.”
  • “Tengo que lograrlo para demostrarle a los otros que sí puedo.”
  • “Quisiera estar invirtiendo mi tiempo en otras cosas.”
  • “La situación del país está muy mal, mi negocio no puede sobrevivir a eso.”
  • “Estoy esperando las condiciones ideales para animarme a emprender.”
  • “Debo dejar mis sueños a un lado para ganar dinero, para ganar estatus.”

 

¿Qué puedo lograr con el EFT?
  • Busco la raíz de mi problema, encuentro soluciones desde mi interior.
  • Me conecto conmigo
  • Descubro mi pasión.
  • Me amo, me acepto y me valoro total y profundamente tal cual soy.
  • Emprendo convencido y feliz.
  • Cada proyecto que realizo me emociona.
  • Soy capaz de liberar las emociones negativas antes de que estas me dominen.
  • Aumento mi productividad.
  • Mis socios, inversionistas y trabajadores se sienten entusiasmados, trabajamos juntos para que cada uno pueda cumplir sus sueños.
  • Trabajo para disfrutar esa parte de mi vida, no para sufrirla.
  • Transformo mis creencias limitantes en conciencia activa.
  • Acepto mi experiencia y la comparto para influenciar positivamente a mi entorno.

 

¡Manos a la obra!

Elige un paquete y programa tu cita.

0 Comentarios

Post que te pueden insteresar