fbpx

Tapping para recuperar mi independencia económica, de la mano de Hidayari Valero Peter

by Jhuliana Uzcategui

“No encuentres la falta, encuentra el remedio”.

Harrison Ford

Cuando decidimos vivir en pareja, aceptamos compartirlo todo. La cobija, las tareas del hogar y hasta el dinero, sin embargo esto no siempre resulta de la forma en que esperamos. Muchas veces nos dejamos llevar por el día a día sin darnos cuenta que el balance se rompe, terminamos dependiendo económicamente de otro y ni siquiera estamos conscientes de ello hasta que lo peor pasa.

 

Uno de los temas más angustiantes luego del rompimiento de una relación de larga data, es en esencia, el dinero. Ya sea que una de las partes pretenda absorber todos los bienes del otro, o de que la bonanza económica era producida por solo uno de los participantes de la pareja, es una situación difícil de afrontar especialmente porque al tener el corazón roto nuestras emociones juegan en nuestra contra.

 

Así que en este nuevo inicio, debemos estar listos para sanar nuestra percepción del dinero de forma que logremos obtenerlo de la forma más sencilla, satisfactoria y abundante que sea posible. Para empezar, lo primero que debemos hacer es revisar el estado de nuestros pensamientos y emociones.

 

 

No nos damos cuenta de que nuestra relación con el dinero está fundamentada sobre las bases del miedo. La escasez es por tanto una proyección de un miedo no sanado y de heridas emocionales que llevamos a cuesta. Antes de buscar desesperadamente la forma de hacer dinero, hay que entender qué tipo de conexión hemos establecido con este hasta ahora, para ayudarnos echemos un vistazo a las creencias sociales que limitan nuestro progreso pero que aun así tenemos grabadas en nuestro inconsciente.

 

  • “Ser rico es malo”: no importa si nunca hemos dicho estas palabras, muchas culturas, en especial la latinoamericana suele asociar la riqueza con maldad, un ejemplo de esto es el cristianismo además de ciertas ideologías políticas. Sin importar si los mensajes de dichas doctrinas fueron o no mal interpretada por nuestros antecesores, no se puede negar de que existe una creencia de incomodidad frente a la abundancia económica pues, se afirma, que esta solo es posible llegar a través de medios fraudulentos, por lo que el ser rico representa una conducta tachable mientras que el pobre es digno solo por su condición económica.

 

  • “Solo es posible tener dinero por medio de un arduo esfuerzo”: hacer lo que disfrutas y pasártela bien cuando lo haces puede traer más beneficios de los que esperas, de hecho, estar en un trabajo que no deseas resulta ser el principal autosabotaje que tenemos ante nuestras narices. No solo ganar dinero debe sentirse bien, también el proceso de hacerlo debe ser agradable, mientras más satisfecho estás con lo que haces, más dinero fluirá hacia ti puesto que dejas de preocuparte por lo que te deben y comienzas a interesarte por la calidad de lo que ofreces. No es casualidad que una mujer como J.K. Rowling dejó de ser una madre soltera en quiebra cuando apostó por su pasión.

 

  • “Tengo miedo a perder lo que tengo”: este pensamiento es uno de los que frena de manera más radical nuestra afluencia. Quizás pensamos que tenemos pocos ahorros o que el sueldo es bastante limitado, por lo que me estanco en mi zona de confort y no me atrevo a moverme hacia la prosperidad. Por ejemplo, Bill Gates construyó su imperio en casa de sus padres.

 

  • “Nuestra familia siempre ha sido pobre”: a pesar de que deseemos con intensidad tener todo el dinero que nuestra imaginación se atreva a crear, pensamos que es imposible que nosotros podamos acceder a ese espacio ideal, especialmente si no tenemos ejemplos concretos a nuestro. Si bien quienes están a tu lado no han sido ricos, esto no debe ser una limitación para ti, mucho menos por eso solo vas a conformarte con trabajos mediocres o con sueldos injustos. Tienes la capacidad de transformar tu situación, es cuestión de ponerse en marcha y soñar en grande. Un caso que resalta en este apartado es el de Ralph Laurent, fundador de la marca Polo, multimillonario nacido en el seno de una humilde familia del Bronx en Nueva York.

 

 

Estas son solo algunas de millones de creencias limitantes alojadas en nuestro inconsciente que nos impiden alcanzar nuestros sueños. Sin embargo, estos dogmas no son iguales para todos, cada individuo tiene diferentes experiencias por lo que antes de emprender un nuevo negocio, dejar un trabajo o aceptar otro, es imperativo saber ¿cuáles son mis creencias limitantes?

 

Una alternativa personalizada e íntima para responder dicha pregunta la ofrece el Tapping, EFT o Técnica de Liberación Emocional. Esta práctica consiste en toques proporcionados por la punta de los dedos a zonas estratégicas del cuerpo. La base del EFT se halla en la comprobación de que los pensamientos negativos crean una perturbación en el sistema nervioso generando una reacción física, emocional y mental.

 

El sistema límbico, albergado en el cerebro, utiliza la red neuronal que se extiende por todo el cuerpo para adquirir una memoria extraída de las percepciones corporales y psicológicas de todas las situaciones por las que pasamos, como cuando estamos ante las creencias limitantes. El Tapping aprovecha esta oportunidad para reprogramar nuestras células, pulsando sus terminaciones nerviosas junto a afirmaciones para producir una transformación que se expande hasta nuestra mente. Esto nos permite dejar a tras todos nuestros miedos, “hackear” nuestra psique de todo aquello que no nos deja avanzar para abrirnos libres a recibir la prosperidad.

 

Tratamiento

El EFT o Técnica de Liberación Emocional, es un tratamiento que consiste en una sesión semanal de 90 minutos durante 6 semanas. Si bien los beneficios de la terapia se manifiestan desde la primera sesión, está comprobado que entre el 90% y 98% de los casos, las sanaciones más profundas se logran durante la cuarta y sexta semana.

Las sesiones pueden ser tan frecuentes como desees puesto que este tratamiento es aplicable a un abanico diverso de situaciones ya que las emociones se manifiestan en cada área de nuestra vida, sin embargo, es recomendable tratar cada tema a sanar por separado para garantizar la sanación óptima.

 

¿Qué situación estoy viviendo?

  • No tengo independencia económica.
  • Es difícil pagar mis deudas.
  • Estoy en bancarrota.
  • No gano suficiente dinero.
  • Quiero ser libre de comprar lo que desee.
  • Estoy angustiado todo el tiempo por temas de dinero.
  • No puedo dormir tranquilo.
  • Tengo problemas familiares por dinero.
  • Me siento inseguro.
  • Estoy cada vez más irritable.
  • Mi salud empeora drásticamente.
  • Estoy intranquilo todo el tiempo.

 

¿Te suena familiar?

  • “Odio mi trabajo”
  • “Estoy harto de soportar a mi jefe”
  • “Solo trabajo por dinero”
  • “Nunca puedo comprar lo que quiero”
  • “Es injusto que otros ganen más que yo”
  • “Ser rico es malo”
  • “Siempre he sido pobre, nada va a cambiar”
  • “Nunca ganaré lo suficiente”
  • “Ser pobre es más digno”
  • “Tengo miedo a perderlo todo”

 

¿Qué puedo hacer con el EFT?

    • Me alegro por la fortuna que otros tienen porque sé que tener dinero es bueno.
    • Confío en que tengo la capacidad de ganar dinero cuándo y cuánto yo quiera.
    • Encuentro mi pasión, la uso para ser próspero.
    • Me abro a la abundancia sin culpa.
    • Trabajo concentrado en la calidad de mis servicios.
    • Me siento valioso, sé que puedo lograr lo que quiera.
    • Me alejo de lo tóxico en mi vida, disfruto cada instante.
    • Agradezco con amor lo que tengo.
    • Comparto lo que tengo con alguien que lo necesita.
    • Me amo, me acepto y me valoro total y profundamente.
    • Reflexiono sobre mi experiencia para ayudar a otros a combatir sus problemas financieros.

 

Escribe Nimsay Aranguren para FelizMejor.com

 

¡Manos a la obra!

Agenda una cita con Hidayari Valero Peter, terapeuta de tapping especialista en tapping para sanar el corazón.

 

Post que te pueden insteresar