fbpx

Tapping y traumas

by Maria Angelica Medina

“Me deshago de mis temores de la infancia. Me siento seguro, soy un ser humano con poder”
Louise Hay

 

Cuando nuestro corazón se rompe, ya sea por una ruptura amorosa o porque sentimos que nuestra relación en pareja va en la dirección más dolorosa, creemos que es porque somos débiles, que hay algo mal con nosotros y que de tener más habilidades o recursos el desastre podría haberse evitado.

 

La verdad es que somos frágiles si no hemos tratado nuestros traumas infantiles, hay que tener en cuenta que las grietas de nuestro corazón no son más que heridas de nuestra niñez que permanecen abiertas.

 

«Elijo sanar profundamente, veo mis heridas, las tomo con amor y me permito avanzar con seguridad»

 

Desde esta perspectiva, podemos definir trauma psicológico como una grave herida emocional producto de un shock causado por un evento impactante antes de cumplir los 7 años. Estas situaciones que nos pasaron cuando aún éramos pequeños que percibimos como inabarcables, como imposibles de controlar o resolver y que generalmente vivimos en silencio, quedan como una huella en nuestro cerebro.

 

 

Es importante resaltar que para el cerebro no existe el tiempo, cuando sentimos que nuestra pareja nos abandona o nos invade el pánico al pensar que estamos por abandonar a otro, reflejamos el trauma que nos pudo causar un padre ausente o una madre que haya dejado el hogar. Por otro lado, si creemos que no podemos vivir sin nuestra pareja proyectamos una necesidad de afecto y cariño insatisfecho por nuestro niño interior.

 

Al estar en contacto con nuestro trauma emocional, somos capaces de limpiar y liberar la energía del sistema familiar al que pertenecemos puesto que las heridas de abandono que contenemos en nuestro interior son transferidas por el progenitor del sexo contrario. De tal forma que al sanarnos, sanamos nuestra relación con nuestros padres y ofrecemos una energía más saludable a nuestros hijos.

 

«Hoy agradezco todo lo obtenido por mis padres, los honro desde el corazón, ahora decido ir hacia la vida con la fuerza que ellos me dan»

 

Además de esto, el trauma nos da la oportunidad para reconectarnos con nuestro poder interior, esto se debe a que la superación de nuestros mayores miedos y debilidades más difíciles representan nuestros recursos del futuro. Somos quienes somos por lo que hemos aprendido de nuestros traumas, nuestra alma ha elegido ese camino para alimentarse de estas experiencias dolorosas que aumentan exponencialmente nuestra sabiduría al recordarnos la potencia de nuestra verdadera esencia.

 

 

«Avanzo seguro y con confianza porque he aprendido a valorar tanto los momentos de dolor, como los de alegría, todo es parte de la vida y yo lo acepto con amor»

 

Ahora bien, es importante advertir que los traumas deben ser tratados con un cuidado extremo, siempre es necesario recurrir a un experto por ayuda, especialmente a una terapia alternativa de bajo impacto que reduzca la “retraumatización”.

 

La “retraumatización” ocurre cuando una terapia, en vez de liberar los traumas, es tan fuerte que no solo provoca la continuación de dicho impacto, sino que crea uno nuevo. Es por eso que el Tapping o EFT (Emotional Freedom Tecnique) es la técnica alternativa ideal para liberar traumas, esta terapia funciona del mismo modo que la acupuntura pero sin el uso de agujas, con suaves toques con la punta de los dedos a zonas estratégicas del cuerpo es posible conectarse con el sistema nervioso para así desbloquear el shock contenido desde la niñez.

 

Así, que nuestros traumas están a la espera de que demos el primer paso para superarlos, nuestra alma ha colocado en nuestras manos una herramienta extraordinaria como lo es el Tapping para reconectarnos con nuestro verdadero yo que ansía correr hacia una vida colmada de salud, tranquilidad y plenitud.

Escribe Nimsay Aranguren para FelizMejor.com

0 Comentarios

Post que te pueden insteresar